Opinión

Los presos libres del modelo

Antes pensaba que el gobierno era capaz de todo, de llegar siempre al límite y que no deberíamos sorprendernos de lo que hace o justifica, pero lo que el gobierno ha logrado con la situación de los presos es extender el límite, superarlo y dejarlo ciertamente atrás.
¿Debemos debatir si está bien o mal que presos condenados por hechos terribles salgan a solo días de haber sido enjuiciados para asistir a actos políticos?
El punto no es solo que lo hicieron, sino que posteriormente lo justificaron, pero claro, el problema es que la Presidenta lo hizo desde una cadena nacional, donde no hay posibilidad de preguntar, sino más bien, solo de escuchar.
Por este motivo es que citaré al Congreso a Julio Alak, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, para que nos explique, a los 40 millones de argentinos, realmente como es la situación que con dolor, tristeza y preocupación hemos visto en imágenes.
Como padre y abuelo le digo a la Presidenta que reflexione, que considere realmente hasta donde corremos los límites porque está en juego, finalmente, que país tenemos y que país dejamos; y quiero decir que el país que quiero tener y dejar es un país donde los presos no estén libres.